miércoles, 20 de octubre de 2010

Allée des Baobabs … magia malgache

El Este de Madagascar sorprende, fundamentalmente, por dos aspectos: la pobreza y su clima seco. A Morondava, una de las ciudades más importantes del Este, llegamos para inicar la segunda parte de este viaje… los Tsyingis, Kirindy y los baobabs nos esperaban los próximos días.
Kirindy Forest fue el primer punto de pernoctación en esta etapa occidental (geográficamente hablando, claro). Para llegar hasta este bosque seco, la “carretera” atraviesa uno de los lugares más mágicos de Madagascar: la “Allée des baobas”. El amigo Pere Soler , habla en su blog de la experiencia personal (vital y fotográfica) de aquella memorable puesta de sol que vivimos en ese corto tramo de pista naranja. Un tramo que parece dejar este mundo para que el caminante sea transportado a otro tiempo, a otro mundo en el que la tranquilidad, la belleza y la felicidad, parecen sustituir al estrés y mezquindad a los que tan acostumbrado nos tiene la rutina del día a día.
Evidentemente, además de la experiencia puramente sensorial, las luces y las curiosas formas de estos gigantes arbóreos, suponen un aliciente para cualquier fotógrafo… y desde luego, las horas que allí pasamos (me cuesta recordar cuántas fueron), disfrutamos apretando al disparador mucho más de lo previsto. Mirando hacia tras, creo que esos momentos “baobabianos” perdurarán en la memoria como uno de esos momentos mágicos vitales.
Bueno… cuelgo unas pocas fotos de estos grandes amigos vegetales, además de recomendar una visita a la entrada de Pere Soler.







Digg Google Bookmarks reddit Mixx StumbleUpon Technorati Yahoo! Buzz DesignFloat Delicious BlinkList Furl

1 comentarios: on "Allée des Baobabs … magia malgache"

Pere Soler dijo...

Se m'havia oblidat de comentar el que dius, a mes de tot, ens oblidem de problemes, estres i mediocritats que hi han al mon, un plaer per els sentits i molt content de poder-ho compartir i gaudir amb vosaltres.
Una abraçada!

Publicar un comentario en la entrada