martes, 2 de marzo de 2010

Aves en vuelo. Cielo sí o cielo no?

En fotografía de aves, una de las cuestiones que tradicionalmente se consideran imprescindibles para conseguir una buena fotografía, es la no inclusión del cielo como fondo. Efectivamente, un cielo azul  monótono, puede quitar cualquier atractivo a una fotografía que con un fondo algo más rico en texturas, daría lugar a una fotografía más que aceptable. Este hecho es aún más evidente, cuando el sujeto está estático (oteando el horizonte des de un árbol, o en un poste telefónico viendo las horas pasar...). Un ejemplo de fotografía con un fondo azul monótono de fondo es la del gavilán rastrero. Esta fotografía, a pesar de tener una buena definición, una buena perspectiva de la rapaz, queda desmejorada por el fondo azul. 


Pero personalmente, creo que existen casos en los que la inclusión del cielo como fondo, puede contribuir a mejorar la fotografía. Algunos ejemplos, son los que se muestran a continuación.

Cielos de colores - Si el cielo sobre el que se recorta la figura del ave tiene un colorido especial, el propio cielo pasa a adquirir protagonismo. La conjunción cielo – ave da lugar a un conjunto más armónico y que permite alejarse de lo convencional. Esta situación de luces especiales, como siempre se suele conseguir en las queridas horas mágicas.




Grupo de aves - La morfología de un grupo de aves, dando lugar a geometrías estéticamente agradables, puede originar a una fotografía interesante, mucho más que si en esa misma situación, fuera sólo un sujeto el que aparece en la fotografía.




Situaciones excepcionales - Existen situaciones, como el bando de estorninos de la fotografía, en las que la uniformidad del azul del cielo que actúa como un lienzo en blanco, es perfecta para plasmar momentos y formas especiales.

 


Digg Google Bookmarks reddit Mixx StumbleUpon Technorati Yahoo! Buzz DesignFloat Delicious BlinkList Furl

0 comentarios: on "Aves en vuelo. Cielo sí o cielo no?"

Publicar un comentario en la entrada