miércoles, 10 de noviembre de 2010

Otoño en Ordesa

Es inevitable, por estas épocas, salir en busca de los colores de otoño que inundan los valles de bosques caducifolios y en los que la niebla acude con puntualidad en horas matutinas para dar aires dantescos y fríos a los cálidos colores.

Este año, de momento, ha tocado Ordesa, y hemos podido disfrutar del momento álgido del otoño con colores, más que cálidos, “calientes”, en un frío y lluvioso fin de semana de noviembre.





La humedad del ambiente y la lluvia, no invitaban a hacer largas excursiones, así que nos limitamos a hacer pequeñas salidas para intentar disponer de algunas oportunidades fotográficas, si bien la carretera de Nerín a Broto, era un continuo ir y venir de explosiones de color, cada curva ofrecía una ventana desde la que admirar el colorido paisaje, así que las múltiples paradas por la carretera, nos costaron más tiempo de lo previsto…. Muy agradablemente, por cierto.




En el valle de Ordesa, la intensa humedad ý el frío de los últimos días había creado una alfombra roja sobre la que se alzaban los imponentes pinos rojos, en la base de los cuales, el musgo, casi fluorescente, contribuía con su manta verde particular, a abrigar la vista del visitante….



Desde luego, sean cuantas sean las veces que uno visite este paraje, siempre habrá colores, sensaciones y emociones que nos sorprendan en la nueva visita.






Las nieblas presenten durante el día, desaparecieron por la noche, ofreciendo un espectacular cielo estrellado
Digg Google Bookmarks reddit Mixx StumbleUpon Technorati Yahoo! Buzz DesignFloat Delicious BlinkList Furl

2 comentarios: on "Otoño en Ordesa"

Johannes dijo...

Brutal y espectacular

Pere Soler dijo...

Aquesta penultima... em sona!! jajaja
Bona Borja! i la resta també!!
Salut!

Publicar un comentario en la entrada