jueves, 26 de agosto de 2010

Nueva 60D de Canon, ahora sí.

Canon ya lo ha hecho oficial: la 50D ya tiene nueva sustituta, la 60D. Así como las diferencias entre la 40D y la 50D no parecían muy evidentes, hecho que hizo que la 50D no tuviese un gran éxito, en este caso, las diferencias introducidas son importantes, incorporando funcionalidades introducidas en la 7D.


Sensor 

Los 18 Mp parecen que se han asentado como resolución fija para las reflex de Canon. Así lo han hecho  en la 550D, en la 7D y ahora en la 60D. De este modo, las Canon parecen adelantarse a la resolución ‘normal’ de otras marcas, como Nikon (14 Mpx) y Sony (16Mpx). 


Una de las novedades más importantes de la 60D es el nuevo sensor, que aporta una tecnología innovadora que mejora la capacidad de los fotodiodos mejorando la sensibilidad al tiempo que limita la saturación. El resultado es un tratamiento mejorado del ruido electrónico, preservando los detalles en altas sensibilidades ISO.

 

Velocidad

Una de las cuestiones que no supone una mejora en la nueva 60D respecto la 50D es la velocidad de ráfaga. Si la 50D destacaba por una velocidad elevada de 6.3 fps, que hacía de esta cámara una herramienta muy adecuada para fotgrafía de fauna, con la 60D esta ráfaga disminuye a una velocidad de 5,3 fps. 

 

Ergonomía

Según algunas reviews que han tenido la oportunidad de tener en las manos un cuerpo de la 60D, afirman que el cuerpo de la 60D corresponde al de una cámara semi-profesional, con muchas zonas del mismo bien selladas contra el agua y el polvo. En cualquier caso, las partes de plástico que conforman el cuerpo parecen de menor calidad que las de la 50D. Además, desde un punto de vista ergonómico, la 60D supone un cambio notable respecto su predecesora. La parte trasera del cuerpo es donde más visibles son los cambios. Los botones de  AF-On, de memorización de la exposición y de selección de punto de enfoque tienen nueva ubicación. 



Otra gran novedad es la pantalla LCD de 7,7cm, que ahora es articulable. El interruptor de On-Off también deja de situarse en la parte baja de la cámara y se sitúa en la parte superior.  La rueda de avance también ha disminuido de tamaño. El botón Q (Quick Menu), heredados de otros modelos, permiten el acceso a los ajustes desde la pantalla LCD. Por último, una demanda que hace tiempo que se reclamaba desde hace tiempo, es la nueva ubicación del botón de profundidad de campo, situado ahora a la derecha del objetivo. 


La parte superior del cuerpo, destaca por un aumento del tamaño de los botones, y también por la presencia de un botón central en la rueda de selección del modo de exposición para bloquearla. Sin lugar a dudas, esta simple incorporación, nos salvará de más de un disgusto, porque quién no ha visto con pavor cómo después de hacer unas cuántas fotos éstas tiene unos parámeotrs’raros’ debido a un cambio involuntario del modo de exposición?


 

Conexiones y flash

Como su predecesora, la EOS 60D dispone de un flash integrado de NG13 (a 100 ISO) que, al igual que la 7D incorpora un transmisor que  permite controlar hasta 2 grupos de 5 flashes. 


En cuanto a las conexiones, la 60 dispone de entradas de micro stéreo, salida HDMI CE en formato mini, salida A/V y una toma para el telecontrol. Otro cambio importante es el soporte de memoria, que deja de lado las cada vez menos utilizadas Compact Flash, y opta por una tarjeta SD (SD, SDHC y SDXC).


El visor 

En cuanto al visor óptico, éste es prácticamente el mismo que el de la 50D, con una pequeña mejora de la cobertura del visor, que llega al 96%. La novedad en este caso es la posibilidad de sobreimpresionar en el visor, el nivel digital incorporado en la cámara, pero sólo en el eje horizontal.

 

Autofocus y medición

El sistema de enfoque automático es idéntico al de la 50D: 9 puntos en curz con una sensibilidad de -0,5 a -18 IL. Este es un punto triste, ya que se podría haber introducido el nuevo sistema de enfoque automático de la 7D, que dispone de 19 puntos de enfoque que permiten su agrupación. En relación a la medida de la exposición, sí que incorpora el nuevo sistema iFCL que cuenta con 63 zonas de medidas sensibles al color y que tiene en cuenta la distancia al punto de enfoque. 

Otras novedades son el hecho de incorporar filtros creativos , que podrán ser utilizados por usuarios que buscan diversión en esta cámara, pero que raramente un fotógrafo serio utilizará. Este  hecho muestra una tendencia hacia el público que Canon quiere orientar esta cámara, con un uso más bien de aficionado que profesional. Hablar de video en una reflex ya no es novedad, y la 60D presenta un modo video HD. 

 

Conclusiones

La 50D siempre se ha considerado un cuerpo más caro de lo que realmente vale. El hecho de la aparición de la 7D enmarca la 60D en un rango de cámaras destinado a un público no profesional, situando la 7D para aquellos que busquen una cámara semi-profesional con más prestaciones. 

La 60D presenta una apariencia robusta, con un cuerpo de aleación, en la que destacan los cambios ergonómicos respecto la 50D, y la posibilidad de articular la pantalla LCD.


Precio y disponibilidad

En principio, el precio rondará los 1000 euros, y su comercialización en Europa se prevé a mediados de septiembre próximo.



Digg Google Bookmarks reddit Mixx StumbleUpon Technorati Yahoo! Buzz DesignFloat Delicious BlinkList Furl

0 comentarios: on "Nueva 60D de Canon, ahora sí."

Publicar un comentario en la entrada