miércoles, 11 de agosto de 2010

Llac Negre estival

El fin de semana pasado hemos estado en las alturas pirenaicas, concretamente en el Parc Nacional d’Aigüestortes i Llac de Sant Maurici. Hacía tiempo que no accedía al parque por la Vall de Boí, y desde luego lo recordado se parecía bastante a la realidad. La zona de Aigüestortes, mucho menos concurrida que la zona del Llac de Sant Maurici sobretodo en los meses de verano, es una sucesión de lagos casi interminable que se suceden a diferentes alturas.


Nos habíamos fijado como objetivo, subir al menos la Punta Alta (3.014 m), único 3.000 del parque, además de disfrutar de los refrescantes baños en las gélidas aguas de los lagos para aliviar las altas temperaturas previstas. Para ello, pasamos un par de noches en el Refugi Ventosa i Calvell.

 

 Por cuestiones ajenas a nuestra voluntad, llegamos al aparcamiento de l’Estany de Cavallers a las 21.00h, poco antes de que cayera la noche. Iniciamos entonces la marcha hacia el Ventosa. Las estacas pintadas de amarillo que marcan el camino desaparecieron al caer la noche, y las 2 horas de camino hasta el refugio, se convirtieron en casi 5 horas, tras desorientarnos en numerosas ocasiones en la estrellada noche…. Al fin, el refugio apareció por sorpresa, y pudimos dormir en el suelo para iniciar la ascensión al día siguiente.

 

Como siempre, a las 6.00h se encienden las luces en el comedor del refugio y se empieza a servir el desayuno. Es el momento para hacer algunas fotos del amanecer… aunque la espectacularidad del paisaje no se ve acompañada por un día especialmente afortunado fotográficamente. En cualquier caso, es momento de hacer fotos…


 Tras el desayuno, uno de los mejores de los que ofrecen los distintos refugios del parque, iniciamos la marcha hacia la Punta Alta. El camino está perfetamente señalizado con las, nuevamente aparecidas, estacas amarillas, que nos conducen hasta el Estany de Colieto donde se separa el camino, uno  conduce a la punta Alta y otro lleva hacia Estany Llong y Colomers. El amanecer en este lago, debe ofrecer muchas posibilidades fotográficas, y habrá que venir alguna primavera a acampar a sus orillas para disfrutar de su atardecer y amanecer.


 Tras dejar el lago atrás, se inicia la subida hacia la Punta Alta. En un primer tramo alcanzamos el Estany de la Roca, más pequeño que el anterior y que se caracteriza por un gran bloque de roca caído en el centro del lago. A partir de aquí, la ascensión prosigue, subiendo y saltando por los bloques de roca  hasta conseguir alcanzar la cima de la Punta Alta, que nos ofrece, tal vez, la mejor vista de todos las cimas del parque: hacia el Sur-Oeste tocamos los Besiberris, un poco más allá el Aneto y Maladeta. Hacia el norte el Montardo se levanta majestuosos y hacia el Sur-este la Pica d’Estats también hace acto de presencia…. Un espectáculo para la vista .

 

La excursión no estaba planteada desde un punto de vista fotográfico, así que intenté reducir al máximo el equipo de fotos. Finalmente me acompañaron la cámara, un 70-200 f/4, un 17-40 f/4,  filtros (polarizador y Lee ND 9), y el pesado trípode (que para el día de la ascensión dejé en el refugio). Los días no eran los mejores para realizar fotografías: ni una nube en el horizonte para dar algo de dramatismo a la escena, mucha calicha en el ambiente que eliminaba los colores saturados, y evidentemente la luz dura de los típicos días de verano.






Digg Google Bookmarks reddit Mixx StumbleUpon Technorati Yahoo! Buzz DesignFloat Delicious BlinkList Furl

1 comentarios: on "Llac Negre estival"

Johannes dijo...

Qué envidia me das, y que fotos más espectaculares!

Donde se descarga la versión a resolución fondo de escritorio? ;)

Un saludo,
Johannes

Publicar un comentario en la entrada